viernes, julio 21, 2017

LOS PUEBLOS MÁS BONITOS DE ESPAÑA


21/07/17 | Veinte pequeños pueblos que merecen estar entre los más bonitos de España  
2403322.JPG
Pazos de Arenteiro- luscofusco
2381625.JPG
Viniegra de Abajo, en La Rioja- TURISMO DE LA RIOJA
2381626.JPG
Os de Civís, en Lérida- Pedroserafin

* Pazos De Arenteiro, Orense
Cruceros, viñedos, pequeñas iglesias románicas y bellos pazos como el de Los Cervela. Puente del siglo XV (con la cruz del Santo Sepulcro). Encomienda de los templarios, que luego pasó a la de Jerusalén, su esplendor fue durante los siglos XVIII y XIX. A 38 km de Orense. 126 habitantes. Conjunto histórico-artístico.

* Redes, A Coruña
Pequeña villa marinera con el puerto más pintoresco de las Rías Altas y una interesante arquitectura popular. Muchas casas dan sobre la ría con dos entradas, una por la calle que atraviesa el pueblo y otra que hace de embarcadero con escaleras de piedra para resistir el empuje de las aguas, y un pequeño jardín (la ‘rampla’). Algún hórreo y casas modernistas levantadas por indianos a principios del XX. A 45 km de La Coruña. 60 habitantes.

* Bandujo, Asturias
A 37 km de Oviedo. 43 habitantes. Sorprende encontrar un pueblo con tantos hórreos; bajo ellos se guardan rastros o corzas (cestos hechos con ramas de avellano para los útiles del campo). Casas con teitos (tejados de paja). Situado en lo alto, llegó a ser capital de municipio, conservando una cilíndrica torre con escudo, que formaba parte de la antigua fortaleza medieval (siglo XIII). A 37 km de Oviedo. 43 habitantes.

* Carmona, Cantabria
Situado en el valle de Cabuérniga, junto con su barrio de San Pedro es Conjunto Histórico-artístico. Desde la llamada collada, se contempla un paisaje de verdes praderas, salpicadas de pequeños bosques de castaños y robles, destacando los rojos tejados del caserío. Allí se fabrican las más artísticas abarcas de todo Cantabria -de madera de castaño- ideales para caminar por los campos. A 67 km de Santander. 200 habitantes.

* Zerain, Guipúzcoa
Se levanta sobre un espolón rocoso rodeado de blancos caseríos y bosques de hayas, robles y castaños. En las puertas de las casas, flores secas, y cardos, para alejar maldiciones o protegerse de tormentas. El edificio más importante es la casa-torre de Jáuregui con el escudo de los Zerain y al lado una de las mejores iglesias de la provincia.  A 50 km de San Sebastián. 263 habitantes.

* Viniegra de Abajo, La Rioja
Fue lugar visigodo (la antigua Lutia). Se conservan las casas tal como eran, cuando fue rica zona ganadera y vivía de las ovejas (la trashumancia se mantuvo hasta los años sesenta). La carretera es tan bella como peligrosa cuando llueve o nieva. La calle Real atraviesa la población desde la llamada Casa Negra hasta la iglesia de la Asunción (siglo XVI), con interesantes ventanales. Tiene fama su agua de la Fuente de los 4 caños. A 79 km de Logroño. 84 hab.

* La Iglesia del Cid, Teruel
A más de mil metros de altitud, pertenece a la comarca del Maestrazgo. Todo lleva el nombre del Cid, porque aquí -dicen- preparó la conquista de Valencia. Pero, a pesar de las leyendas, nunca llegó a pertenecer al Campeador. Su casco histórico está declarado Conjunto Histórico. A 113 km de Teruel. 462 habitantes.

* Durro, Lérida
Es el mejor conservado de todo el valle del Boí, con calles en cuesta y casas de tejado de pizarra con chimenea y grandes muros de piedra para los rigores del duro invierno. En su iglesia de la Natividad se conserva un interesante retablo barroco. En este valle están los templos románicos más bellos de todo el pirineo, con sus torres lombardas.  A 140 km de Lérida. 105 hab.

*Os de Civís, Lérida
A principios del XX vivían unas 150 familias que tuvieron que ir abandonando el lugar poco a poco. Cuando estaba a punto de quedar abandonado, llegó el milagro, es decir el turismo, y hoy es uno de los más bellos pueblos pirenaicos. Ha estado aislado hasta de la misma provincia leridana a la cual siempre ha pertenecido.  A 131 km de Lérida. 158 habitantes.

* Poza de la Sal, Burgos
Llaman la atención en esta villa medieval, que fue famosa por sus salinas, numerosos escudos nobiliarios, en piedra o madera, por calles y plazas, que pertenecen -casi todos- a los grandes señores de Poza, los marqueses de Rojas. Destaca la iglesia parroquial, gótica del siglo XIV, con altar Mayor y portada barroca. A 44 km de Burgos. 336 habitantes.

* San Martín del Castañar, Salamanca
Su cementerio se halla dentro del antiguo castillo y, con sus altos muros y la torre, da la sensación de que los que allí reposan participaron en alguna batalla. Al lado, una de las más antiguas plazas de toros de España, con burladeros de piedra.  A 71 km de Salamanca. 257 habitantes. Conjunto Histórico-artístico.

* Jorquera, Albacete
Cuando los moros se fueron de este lugar de la hoz del Júcar, se lamentaban porque lo dejaban ‘mejor que era’, y con el nombre de Jorquera se quedó. Medio olvidado en una carretera comarcal se pasa casi sin darse cuenta porque se va pendiente de la espectacular garganta y se olvida de mirar hacia lo alto. A 37 km de Albacete. 408 habitantes.

* Majaelrayo, Guadalajara
Es uno de los llamados ‘pueblos negros’ (por el color de sus tejados). Situado al noroeste de la provincia, es el mejor conservado de todos, por ser el más metido en la sierra, a 1.182 metros de altitud. Debe su nombre a que eran fuertes las tormentas. A 68 km de Guadalajara. 51 habitantes.

* Tabarca, Alicante
La isla mide 1.800 metros de longitud y 400 de anchura, y es la única habitada de la Comunidad valenciana. Sorprende, como flotando sobre el mar, desde la borda del barco. Unas cuantas casas bajas que se levantan dentro de una fortaleza con una única calle, a la que se accede por la puerta de San Miguel. A hora y media de Alicante (en barco). 59 habitantes. Conjunto Histórico-artístico.

* Castielfabib, Valencia
Destaca sobre las casas la impresionante mole de la iglesia, templo-fortaleza de varias plantas (la última, la iglesia) levantado en época medieval y reconstruido a principios del XIX. Desde allí se contempla una excelente vista. Rodeado de tierras castellanas y aragonesas, permanecen vinculados al Reino de Valencia desde la Reconquista. A 43 km de Teruel y 141 de Valencia. 453 habitantes.

* Ohanes, Almería
En el Parque Nacional de Sierra Nevada. A casi mil metros de altitud, es como una mancha blanca en la ladera de la montaña y parece casi vertical; tanto que, en el cementerio, dicen que entierran a los muertos de pie. Rodeándolo bancales de viñas y también almendras y nuevos cultivos de tomates y habichuelas. A 52 km de Almería. 696 habitantes.

* Castaño de Robledo, Huelva
Pueblo auténticamente medieval, ha sido descubierto, como otros de la sierra, antes por los extranjeros (sobre todo ingleses) que por los españoles. Sus bosques de robles y castaños han dado nombre a la localidad que tiene un enorme templo neoclásico -que sorprende en un lugar como éste- y casas señoriales de los siglos XVII y XVIII. A 113 km de Huelva. 211 habitantes. Conjunto Histórico-Artístico.

* Sabinosa, El Hierro
En las casas antiguas hay pequeñas cruces de madera: las llamadas ‘crucitas de difuntos’, que se colocaban cuando fallecía alguien (cuanto más antigua, mayor número de ellas). Es pueblo de casas blancas, calles estrechas y pendientes... e increíble cielo azul. Las aguas de su pozo de la salud curan enfermedades. A 41 km de Valverde. 310 habitantes. El pueblo más occidental de Canarias.

* Bentacuria, Fuerteventura
Fue la primera capital que tuvo la isla. Su nombre se debe a Juan de Bethencourt, quien consiguió en 1404 ser nombrado rey de Canarias. Las invasiones berberiscas que sufrió la isla hicieron que no quedara gran cosa de lo levantado en época de la Conquista. A 28 km de Puerto del Rosario. 733 habitantes.

* Acebo, Cáceres
El silencio es lo primero que llama la atención en estos pueblos de la Sierra de Gata... aquí solo roto por el repiqueteo de las mujeres que hacen bolillos a la puerta de sus casas. Es el pueblo de la sierra que mejor ha sabido conservar esta artesanía. A 108 km de Cáceres. 590 habitantes.

Fuente: ABC

miércoles, julio 12, 2017

¿ Quien es......?......... !sabañones en tus pies !



Hace tiempo que no reflexiono en mi blog, y es que ya el móvil, la table y el Facebook, nos está ocupando parte de las actividades diarias y nos hace olvidar otras, como es el sentarme a reflexionar un poco en este blog mio, tan familiar y que me abrió las puertas al ciberespacio de la comunicación coloquial con los amigos de antaño y con los nuevos de ahora.

Me acabo de poner la mano en la frente y la verdad no tengo fiebre pero recien  llegado de la playa y  después de  haber  almorzado, se apatece más sentarse en el sofá, que escribir a reflexionar, pero es conveniente no darnos ese placer y así se pasa el tiempo de "la gabiarra - la paloma" y podemos bajar de nuevo a la playa.

El sofocante calor me hace pensar en aquellos tiempos en que los inviernos en Jimena eran sumamente frios y no habia calefactores, estufas ó aires acondicionados que  nos hiciesen llevar la vida mejor ante el frio y las intensas lluvias  de la estación gris.

Los niños estábamos siempre jugando con el agua de las   regueras  que corrian por el centro de nuestras calles o en las pozas de detrás del llanito, sin importarnos el frio, sin darnos cuenta de que nuestras manos , nuestros pies y nuestras orejas estaban heladas como el mármol.
Después del frío nos metiamos en casa donde la "copa-brasero" hacia el resto de su cometido en hincharnos las manitas y los piés para acabajar cuajados de los malditos sabañones que tanto picor nos proporcionaban,
No solo los niños y niñas éramos los que recibiamos este mal, sino que habia muchas mujeres que lavaban la ropa en el invierno con aquel agua fria, o que fregaban o que "jocifaban" para después calentarse con el calorcillo de las piconadas de nuestros braseros y de esta forma cuajarse de sabañones y "cabrillas".

Incluso habia hombres que estaban aquejados de  este mal a causa del frio y de sus mala circulación sanguínea Recuerdo a mi tio Fajardo que tenia los dedos de las manos hinchadas y hasta se le ponian azules por lo que usaba unos dediles hechos de cuero a falta de guantes en aquella época de penurias invernales.

Sería por mi genética circulatoria, yo era uno de los chiquillos que mas sufrió por este mal y siempre tenia en invierno mis manitas y mis pies inflados y para que decir de mis grandes orejas gorditas y picantonas. Este mal lo padeciamos en casa casi todos y mi hermana Juana  sufria más porque se le hacian úlceras en los dedos.

El contraste de este calor que tenemos, es lo que me ha hecho pensar en los malditos sabañones de mi infancia y que los que no lo padecian, ni siquiera recordarán, pero fue cierto que existieron y espero que no vuelvan nunca ás porque no lo deseo para nadie.

Siempre preguntaba a los mayores si habia algún remedio para cural mi mal de los sabañones y muchos me decian que se curaban con "polvitos de mayo" y tan tonto era uno que cuando llegaba mayo me iba a la vereda donde habia un polvillo fino y me restregaba las manos, sin darme cuenta de que ya en mayo los sabañones desaparecian por si sólos debido al calorcillo imperante.

Otro remedio era fastiar a los vecinos, por lo que tocábamos los "picaportes" de las puertas y cuando se oía dentro decir....¿ Quien es.....?-- deciamos .... !!!sabañones en tus pies !!!! y saliamos corriendo porque decian que  los sabañones se les pasaba a los dueños de estas casas...

Como veis,ya os he contado mi reflexión en mi blog de siempre y como se me ha pasado "la gabiarra" puedo tomarme un té desteinado e irme para la playa.

Espero que los que al menos tuvieron sabañones alguna vez, le den al "Me Gusta" de mi nefasto relato.
Un abrazo
Currini
             http://www.home-remedies-for-you.com/es/remedy/Chilblains.html