lunes, junio 02, 2014

¿QUE SABES DE BARBESULA......?

Quiero explicar que casi todos los días he de ir a Pueblo Nuevo de Guadiaro o a Guadiaro pues es paso obligado para ir al Mercadona, a Correos o a los bancos entre otras cosas.
Al pasar por el Cortijo Los Canos... siempre suelo leer  algunos de los carteles de la Junta de Andalucía (casi enterrados en la maleza y yerbajos) que sobre la montañita que hay frente  al mencionado Cortijo Los Canos.
Esta mañana venia de Guadiaro y como traía la camarita en el coche, he parado  y he hecho las fotos que muestro de un cerro totalmente cubierto por zarzales, arbustos y demás pero que por lo menos está rodeado por casi todas partes de una alambrada.
Lo importante para mi es que no se trata de un montecillo cualquiera porque debajo de todos los matojos  hay un yacimiento arqueológico  que alberga los restos de ""BARBESULA", una ciudad romana que fue importantísima  porque tenia su puerto en la margen derecha del Guadiaro  y una actividad  interrelacionada con otras ciudades  como Carteia, Oba o Baelo Claudia .
Cerca de ese cerro se ha edificado bastante y seguro que se han sacado restos arqueológicos que cualquiera sabe donde estarán pero eran otros tiempos y no se les daba importancia.
Seguramente con el tema de la crisis el Ayuntamiento de San Roque  no se habrá atrevido a pedir ayuda a La Comunidad Europea pero merecería la pena la recuperación  de toda la historia que hay allí en el cerrito enterrada.
Las fotos tienen poco de atractivo  pero servirán para pensar  a los que de verdad les interesa la arqueología y la historia nuestra.










































Barbesula

   


Barbesula es el nombre de una ciudad estipendiaria del Convento Jurídico Gaditano, citada por Plinio el Viejo, Pomponio Mela y el Anónimo de Rávena y localizada en la orilla derecha de la desembocadura del río Guadiaro,[1] en la población de igual nombre junto a la actual urbanización de Sotogrande, en el término municipal de San Roque.
Los restos arqueológicos que han salido a la luz tras las intervenciones arqueológicas ponen de manifiesto que se trataba de una ciudad dedicada principalmente a la industria de las salazones de pescado. Son varias las factorias dedicadas a este fin que se han encontrado en los alrededores así como los hornos de fabricación de ánforas destinadas a la exportación de productos tales como el garum. En este sentido su economía sería similar al de otras poblaciones del estrecho de Gibraltar (Baelo Claudia o Iulia Traducta) aunque no es descartable que, debido a su situación en el valle del Gaudiaro, actuara también como centro de importación y exportación de productos de agricultura.[2] Allí han aparecido los restos de un templo dedicado a Diana, así como varias inscripciones honoríficas y funerarias conservadas en el Cortijo de Guadiaro y en el Museo de Cádiz.

Referencias