sábado, febrero 07, 2015

LA FLORACIÓN DE ALMENDROS EN MALLORCA




1925277.JPG
Si viaja a Mallorca en el mes de febrero, tendrá la oportunidad de asistir a un bello espectáculo natural: la floración de almendros. En esta época, el paisaje mediterráneo de la isla se viste de color blanco, ofreciendo una estampa preciosa que anticipa la llegada de la primavera. Olvidar la cámara de fotos sería imperdonable.

“Increíble”, “fantástico”, “fabuloso”… Son las palabras de admiración que podrá escuchar de todo aquel que haya viajado a Mallorca  a contemplar la floración de almendros. El suave invierno del mar Mediterráneo regala, una vez al año, este singular espectáculo de la naturaleza en España. Es entre los meses de enero y febrero cuando los más de 117.000 almendros de las Islas Baleares  florecen, transformando el paisaje de campos y montañas en una imagen de cuento de hadas. Los árboles se llenan de infinitos tonos de blanco y rosado y se convierten, durante varios días, en uno de los principales atractivos turísticos de Mallorca. Apúntelo en su agenda porque la experiencia le va a encantar.

Aunque los almendros están presentes por toda la isla, hay dos zonas que destacan especialmente. Por un lado, la Sierra de Tramuntana  y el área centro-oeste, donde sobresalen las localidades de Marratxí, Bunyola, Santa María, Sencelles, Lloseta y Selva. Y por otro, la parte de los municipios de Manacor, Sant Llorenç y Son Servera, al este de Mallorca.

Además, podrá comprobar que los almendros no son sólo un placer para la vista. La almendra de Mallorca  es famosa por sus características particulares y su sabor dulce: pruébela al natural, tostada o cocinada en alguno de los postres típicos de la gastronomía mallorquina. Incluso en las tiendas y perfumerías encontrará productos realizados con las flores y frutos de los almendros.

Fuente: Turespaña