viernes, abril 24, 2015

MÁLAGA Y SU DINAMISMO EN EL PANORAMA CULTURAL



| Todo el arte que cabe en la nueva Málaga

1965279.JPG
Centre Pompidou Málaga
Málaga es, sin duda, una de las ciudades más dinámicas en el panorama cultural español. La cuna del pintor Pablo Picasso ha logrado hacerse atractiva más allá de sus playas o su envidiable clima, y hoy su oferta en museos se ha convertido en el mayor reclamo turístico.

La ciudad es el destino urbano que más ha crecido en la última década, por delante incluso de grandes urbes como Madrid y Barcelona. Una ciudad moderna y milenaria, con un aeropuerto internacional, que mira al mar y que ha logrado encandilar a proyectos culturales de renombre, hacen de Málaga un lugar aún por descubrir.

Un paseo por lo más atractivo de Málaga se inicia en la bulliciosa calle Larios, eje central del centro histórico y escaparate de la capital malagueña. Desde esta avenida peatonal salpicada de modernos comercios y una vez superada la plaza de la Constitución se llega hasta el Palacio de Villalón, un enclave recuperado como sede del Museo Carmen Thyssen Málaga, donde se expone una colección permanente de más de 240 obras pictóricas, en su mayoría de artistas del siglo XIX.

Desde la plaza y atravesando la calle Granada el visitante descubrirá el recién inaugurado Centro de Arte de la Tauromaquia, en la plaza del Siglo, un museo didáctico con verdaderas joyas del mundo del toro. Siguiendo por esta avenida en dirección a la plaza de la Merced, la calle San Agustín nos descubre el primer gran museo de la ciudad y uno de los centros más visitados de Andalucía. El Museo Picasso, con 233 obras donadas por la familia del artista, es un referente cultural y muestra del legado artístico del genio.

Picasso tiene otro rincón para el recuerdo. A pocos metros de su museo se encuentra la Casa Natal del pintor, habitada por su familia hasta 1884, en la plaza de la Merced. El centro cultural abierto en torno a la vivienda muestra obras documentales y realiza múltiples actividades en torno a su figura. Partiendo de la Merced y en la falda del Monte Gibralfaro, descubrimos dos de los monumentos históricos más admirados de la ciudad, el Teatro Romano, recuperado como espacio escénico, y la Alcazaba, fortificación musulmana con impresionantes vistas a la ciudad.

Sucursales únicas

El centro histórico de la ciudad ofrece otras muchas oportunidades para disfrutar del arte pictórico, pero también para otro tipo de arte. La ciudad desplegará su alfombra roja del 17 al 26 de abril para recibir a los participantes del Festival de Málaga Cine Español, que congrega a miles de personas, entre seguidores y nuevas figuras de la cinematografía nacional. El cine llegará tras la resaca de la Semana Santa, en la que la ciudad se vuelca con sus cofradías y desfiles profesionales durante la primera semana de abril.

El atractivo cultural de la ciudad se expande por dos ejes urbanos: el puerto y la zona occidental. En la esquina de los muelles portuarios remodelados se alza el edificio de aspecto futurista conocido como El Cubo, que acogerá una muestra permanente de la colección del Centre Pompidou de París y hasta tres colecciones temporales cada año.

El Pompidou del Sur recogerá una muestra de los mejores artistas pictóricos europeos de los dos últimos siglos y constituye la primera sucursal del centro francés fuera de tierras galas. Siguiendo la estela del puerto, en la calle Alemania encontramos otros de los grandes puntos de referencia del arte, el Centro de Arte Contemporáneo, que con doce años de vida sigue fiel a la difusión de las artes plásticas y visuales desde finales del siglo XX hasta la actualidad.

La Colección del Museo Ruso llegará a la ciudad el 25 de este mes y abrirá en la antigua fábrica de tabacos de la ciudad, un conjunto de edificios recuperados con fines culturales que alberga, asimismo, el Museo del Automóvil. La colección pretende mostrar la riqueza de cinco siglos de arte ruso y constituye también la primera relación estable entre un museo ruso y una ciudad española.

Fuente: ABC