domingo, julio 01, 2007

DESPEDIDA DE LOS COMPAÑEROS DEL COLEGIO CAMPO DE GIBRALTAR CON MOTIVO DE LA JUBILACION( 27—06—2007 ). RESTAURANTE OLIVA- PALMONES –



INOLVIDABLE HOMENAJE DE SUS COMPANEROS A YEYA Y JULIETA

Derroche de cariño y alegría por parte de todos los compañeros y amigos del Colegio Campo de Gibraltar en este día 27 de Junio para Yeya y Julieta, dos maestras como “la copa de un pino” que han compartido muchos años de su vida juntas y han sido moldeadoras de vidas infantiles en ese día a día incansable de su infravalorada profesión de educadoras.

Además de todos los compañeros y algunos amigos, ambas estuvieron acompañadas, por sus esposos e hijos y Carlitos nieto de Yeya.

No sé si aquello fue casual o programado ( como todo lo que se hace en el Magisterio ) pero lo cierto es que a una parte estaba toda la juventud del Colegio ( que se lo pasó bomba) y a la otra parte estaban los más veteranos que al estar todos juntos también se lo pasaron a lo grande.

Con respecto a los “Entrantes” y “La comida” fue magistralmente servida por los profesionales del Restaurante Oliva de Palmones dentro de una presentación , abundancia y calidad, bastante satisfactoria, creo que para todos.

Durante todo el tiempo se vivieron momentos de alegría y se respiraba sinceridad y satisfacción por parte de todos hasta el momento en que comenzaron las entregas de recuerdos continuados para ambas y que en algunos ojos se vieron asomar algunas lagrimillas imposibles de contener como muestra del profundo cariño hacia las dos homenajeadas.

Aurelia( Para algunos y para la mayoría Yeya), un tanto nerviosilla…pero segura en sus actos, sacó su “papelito” y continuó diciendo:

He tenido que preparar corriendo este escrito, cuando me he enterado, de la grata sorpresa que me teníais preparada---- ¡ Os lo agradezco de corazón ¡ Yo estaba preparada para venir a la Jubilación de Julieta, y ¡Vaya sorpresa que me he llevado ¡, así que voy a continuar con esta pequeña reflexión que me ha dado tiempo a hacer.

Mi vida laboral, se ha desarrollado casi toda, en el Colegio de la Bajadilla, mi Barrio, de la cual me siento muy satisfecha, sobre todo de mis relaciones con todos mis compañeros.

Aunque por circunstancias especiales, he tenido que abandonar el trabajo antes de lo previsto, también en estos momentos me he sentido muy arropada por todos vosotros y quiero daros las gracias por ese gran compañerismo que me habeis demostrado y en especial en los momentos más difíciles de mi vida. Incluso en esta comida, haciéndola coincidir con la de mi compañera de nivel de tantos años “JULIETA” y con la cual me siento muy honrada de poderlo compartir (Aunque yo todavía no estoy jubilada y aún me pueden mandar al Colegio ) ¡ Dios no lo quiera ¡ pero veremos que dice el T
ribunal que ya lo he pasado.

También agradecer a mi familia, el gran apoyo que me han dado en todo momento y muy especialmente a mi marido y a mis hijas.

Muchas gracias por los momentos, por las risas, por las lágrimas, por los sofocos, por las ilusiones y en definitiva…….. por este trozo de vida que hemos compartido.

Julieta, se dirigió a todos ( sin programación) con bastante serenidad y tras exponer lo que representaba su vida tanto profesionalmente como en sus relaciones con los compañeros se despidió con muestras de agradecimiento.