viernes, mayo 22, 2015

EMILIO LLEDÓ, PREMIO PRINCESA DE ASTURIAS DE HUMANIDADES




                  


1965350.JPG
Las Humanidades se impusieron a la comunicación y el filósofo sevillano Emilio Lledó se ha convertido en el nuevo Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. El pasado año se había quedado a las puertas, tras imponerse en las últimas votaciones el argentino Joaquín Salvador, 'Quino', el creador de la popular Mafalda.

El jurado ha destacado que Lledó es un "pensador de relevancia internacional y de trayectoria ejemplar en el ámbito de las humanidades". "Concibe la filosofía como meditación sobre el lenguaje y subraya la tendencia natural del ser humano hacia la comunicación" y, "de este modo, hace suya la razón ilustrada a través de un diálogo que impulsa la convivencia en libertad y democracia".

Lledó, de 87 años, se formó en Alemania. Ha sido profesor en las Universidades de Heidelberg, La Laguna, Barcelona y Madrid. Tras 10 años fuera de su país, en 1962 regresó a España a ejercer de maestro de secundaria en el Instituto Núñez de Arce en Valladolid con su mujer, Montserrat Macau Matas, catedrática de alemán. Dos años después se marchó a la Universidad de La Laguna como catedrático de Fundamentos de filosofía e Historia de los sistemas filosóficos. Más tarde se fue a la Universidad de Barcelona y tras 11 años se trasladó a la UNED donde ha desarrollado su actividad hasta su jubilación aunque con estancias de investigación en Alemania.

Desde 1993 es miembro de la Real Academia Española

Entre sus publicaciones destaca 'Filosofía y lenguaje' (1971) y 'Lenguaje e historia' (1978). También el balance 'La filosofía, hoy' (1975). En los 80 llegó su monografía sobre 'El epicureísmo', muy reeditada. Su ensayo 'El silencio de la escritura', obtuvo el Premio nacional de Ensayo.

Su trabajo intelectual se mueve entre la interpretación de textos claves de la historia de la Filosofía, con especial mirada a los diálogos de Platón y la ética de Aristóteles y la meditación teórica sobre esta labor interpretativa. Todo ello con una especial atención al lenguaje.

Entre otros reconocimientos ha recibido el premio Alexander Von Humboldt del Gobierno alemán, El XVIII Premio Internacional Menéndez Pelayo que reconoce su trayectoria o el Premio Nacional de las Letras Españolas, que recibió el pasado año. En 1994, Lledó entró en la Real Academia Española.

A este galardón, el tercero que se falla en esta edición, optaban 28 candidaturas de 15 nacionalidades, algunas recurrentes como la agencia Magnum de fotografía o la periodista congoleña Caddy Adzuba y otras nuevas como el semanario satírico francés 'Charlie Hebdo' o Wikipedia. Pero los miembros del jurado apostaban desde el comienzo por una candidatura más personal en el campo del pensamiento.

Así, Lledó llegó a la final con el filósofo e historiador mexicano Miguel León-Portilla.

El premio está dotado con una escultura diseñada por Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, así como por 50.000 euros en metálico, un diploma y una insignia.

Fuente: El Mundo