sábado, junio 29, 2013

LAS FAMOSAS TORTAS DE INÉS ROSALES.


Esta mañana , mientras desayunaba, he estado viendo en  la tele un reportaje referente a las famosas Tortas de inés Rosales en Castilleja de la Cuesta. Han salido los responsables de la empresa  explicando su antigüedad  y el proceso de elaboración  que hoy se hace con máquinas y de forma manual. La receta es  escrupulosamente guardada por sus propietarios ya que como sabemos hay infinidad de imitadores pero ninguno hasta ahora ha conseguido poner en el mercado unas tortas tan exquisitas como las de Inés Rosales.
Yo paso ya de los 60 tacos y cuando era un niño en Jimena se vendian estas tortas en todas las tiendas de alimentación  que a mi me encantaba tomármelas con el café negro de cebada que antes tomábamos en casa.
Con el paso del tiempo hemos ido viendo como infinidad de marcas de galletas, tortas y dulces han ido desapareciendo pero nuestras tortas de siempre de Inés Rosales siguen en la brecha de mercado Nacional e Internacional.
Hoy son noticias porque la fábrica sigue manteniendo su plantilla de trabajadores  y sus exportaciones fuera de España y por eso, también vuelvo a recordar  aquella entrada en mi blog que puse en 2008:

VIERNES, NOVIEMBRE 14, 2008

LAS FAMOSAS TORTAS "INÉS ROSALES"

Esta mañana, mientras nos preparábamos el desayuno, en una de las tertulias de la radio, se estaba comentando el problema de la crisis andaluza y uno de los contertulios dijo que una de las empresas que no está en “recesión” es la fábrica de Tortas “Inés Rosales” de Castilleja de la Cuesta en Sevilla.

La causa es que tiene abierto su mercado a Japón y China con unas ventas extraordinarias ya que a estos seres de “ojitos rajados con señales de tener siempre sueño” les ha encantado nuestro producto tradicional.

Me entró mucha risa porque yo soy un “forofo” de estas tortas y aunque hay algunas imitaciones en el mercado, siempre cojo mi “paquetito” de las clásicas tortas de aceite de toda la vida “Inés Rosales”.

Como andaluz y adepto a este tipo de tortas, felicito a la empresa por su tesón y el saber mantenerse durante tantos años en la brecha, porque desde que yo era un “chiquillo” …. Y ya tengo mis años, sigo comiéndolas con bastante frecuencia acompañando a mi taza de té.

Un abrazo.