miércoles, octubre 16, 2013

HABLANDO DE OBJETIVOS...............

6 razones para comprarse un 50mm

       


Si echamos la vista atrás, podemos comprobar como hace unos años este objetivo se consideraba como el estándar cuando nos hacíamos con una cámara réflex. También es cierto que por aquella época los objetivos con zoom eran extremadamente caros y pesados como para convertirse en la opción más demandada. Con los avances tecnológicos que fueron poco a poco llegando, se redujo el tamaño, precio y peso de los objetivos zoom lo que motivó un cambio que dejó a los objetivos de focal fija de 50mm en un segundo plano, algo que para muchos es una autentica pena. Si todavía no te has hecho con uno, te dejo 6 argumentos que te harán ver porque estás tardando en comprarte uno.
Nikon 50mm f/1.8

1.- Precio
En su mayoría, los objetivos de 50mm son baratos. Podemos encontrar por ejemplo el Canon 50mm f/1.8 EF II por alrededor de unos 100€, o el Nikon 50mm f/1.8 D AF por unos 120€. A pesar de ser objetivos que no destacan por su gran acabado, si disfrutan de una más que aceptable robustez.  Claro está, que si eres de los que buscan un objetivo con luminosidades mayores los precios pueden subir bastante como es el caso del Canon 50mm f/1.2L EF USM con precio superior a los 1500€.

2.- Calidad
La mayoría de cámaras réflex digitales vienen de serie con un objetivo zoom estándar. Aunque la calidad de las lentes en los últimos años ha aumentado, estos objetivos incluidos en los kits no destacan por ser los mejores de su gama. Los distintos fabricantes con intención de abaratar los precios, incluyen objetivos con acabados que dejan bastante que desear. Aquí es donde un objetivo de focal fija se diferencia de sus hermanos “kit zooms” al incluir en su construcción un menor número de elementos, lo que nos ofrece una mayor calidad final de imagen. Son lentes que presentan por lo general muy poca distorsión en comparación ya que están diseñados para lograr el máximo rendimiento en una sola distancia focal .

3.- Luminosidad
Debido a lo que mencioné anteriormente, los objetivos zoom incluidos en los kits, pretenden además de baratos, ser compactos y ligeros, por lo que lógicamente su luminosidad se ve afectada por tales limitaciones. La mayoría de estos objetivos tiene una apertura máxima de f/3.5 en la focal menor y de f/5.6 en la mayor. Por lo tanto no son los más indicados en situaciones de iluminación escasa, donde no queramos o podamos usar el flash, ya que nos vemos obligados en muchos casos, a abusar de valores ISO más altos de los deseables. Con esto se pierde calidad y las posibilidades de ampliación de nuestra fotografía se reducen, al perderse definición debido dicho aumento de la sensibilidad. La gama de objetivos 50mm de casi todas las marcas tienen como mínimo una apertura de f/1.8, lo que los hacen ideales para tales situaciones.
 SEGUIR LEYENDO AQUÍ