martes, agosto 03, 2010

LA NUEVA ROTONDA DE TORREGUADIARO--."EL ANCLA DE MILAGROS"




ROTONDA DE TORREGUADIARO. EL ANCLA DE MILAGROS
Hace ya más de dos años que se nos hizo el bulevar en Torreguadiaro y porque había dinero entonces, sin realizarse consulta popular, se nos plantó una estatua en la primera rotonda, que como es lógico se pagó a buen precio al escultor que la diseñó y la hizo.
Torreguadiaro se está convirtiendo poco a poco en la pedanía, barriada o como quiera llamarse, más sobresaliente de las numerosas con que cuenta la ciudad de San Roque y es que sus raices están en el mar, un mar que dió origen a la vida, que después dió de comer a sus habitantes a través de las capturas de almejas, moluscos y peces, pero que continua dando de comer y configurando en la vida de un naciente pueblo a través del turimo.
Las Playas de Torreguadiaro son la de los pueblos de los alrededores y por éllo precisa que "de una vez por todas" los dirigentes políticos, que pronto harán campaña, se fijen atentamente en la identidad de un pueblo creciente y se comprometan con la realidad de prosperidad que TORREGUADIARO necesita para salir adelante.
Aquella rotonda del principio se puso "por imperativo legal" y ni siquiera las asociaciones supieron de su colocación hasta ver las fotos en los periodicos locales y comarcales.
Teníamos una segunda rotonda adornada solamente con flores porque nos ha cogido la época de crisis y de "desgana" por colocar allí algo representativo de la identidad de la gente que ha dado vida al núcleo urbano.
No hace mucho tiempo, la Asociación de Vecinos Torrelaguna, presentó al alcalde Sr. Palma una relación de irregularidades en las infraecturas y de necesidades prioritarias para resolver de cara a la estación veraniega.
El alcalde se personó en la Barriada y fue cuando la vecina Milagros Ramirez le hizo desinteresadamente dos ofrecimientos al "edil" que aceptó sin dilación alguna.
Se retranqueó la parcela de Milagros unos metros para establecer los bidones de basuras para evitar en lo posible ocupar el pequeño aparcamiento público junto a la rotonda.
La señora Milagros tenía un "ancla"de grandes dimensiones que podía haber vendido a cualquier anticuario ó chatarrero pero prefirió ofrecerlo al ayuntamiento, sin costo alguno, para su colocación en el centro de la rotonda y además informó de sus propósitos a la Asociación Local de Vecinos " Torrelaguna".
El ancla una vez que ha sido instalada en la rotonda, recordará siempre los orígenes marineros de TORREGUADIARO y a la familia "RAMIREZ" ,personas muy conocidas en la zona.
Me encantaría que junto al pié del ancla apareciese una pequeña placa que dijese más o menos..... " ANCLA DONADA POR MILAGROS EN REPRESENTACIÓN PROPIA Y DE SUS HERMANOS LOS RAMIREZ".( TORREGUADIARO __DE__AGOSTO DE 2010)
Escrito por un vecino de Torreguadiaro.