sábado, enero 15, 2011

ALICIA GIMÉNEZ BARTLETT, GANADORA DEL PREMIO NADAL CON "DONDE NADIE TE ENCUENTRE"


La escritora Alicia Giménez Bartlett, creadora de la detective Petra Delicado, ha ganado la 67ª edición del prestigioso Premio Nadal con una historia de maquis titulada “Donde nadie te encuentre”.
El contexto en el que discurre la trama es "esa España terrible de los años cincuenta" y su planteamiento narrativo consiste en novelar un personaje controvertido y real como el de la sanguinaria bandolera Teresa Pla Meseguer, conocida como "la maquis hermafrodita", ya que comenzó siendo mujer y acabó como hombre. Nació en 1917, en Villabona (Castellón), y vivió hasta 2004.
Narra una historia brutal, clásica de la España rural de posguerra. La protagonista es una figura legendaria del maquis, La Pastora, una persona que fue escarnecida cruelmente como mujer y se vengó como hombre. Era un falso hermafrodita que se despojó de los vestidos, se enfundó pantalones y se echó al monte para hostigar a la Guardia Civil, de la que tanto resentimiento guardaba por sus abusos.
Dice la leyenda que cometió 29 asesinatos, pero ninguno pudo probarse en los consejos de guerra en los que se le juzgó. La escritora manchega llevaba varios años con la intención de contar su historia. Pero en el Maestrazgo (sur de Cataluña), de donde Teresa Pla Messeguer era natural, se había alzado un cerco de silencio en torno a su figura. Pero un buen día, Giménez Bartlett encontró una biografía de más de 1.000 páginas de la maquis hermafrodita. En ese momento le entró la fiebre creativa: “Durante un año no paré de escribir”.
Esta novela, que tanto trabajo le ha costado salir a la luz, le ha producido una especial satisfacción. “Cuando tuve por primera vez la biografía de la Pastora de José Calvo me entró un furibundo ataque creativo. Veía tantas posibilidades que durante un año trabajé como nunca no la había hecho, horas y horas... Significaba escribir sobre un tema que había pospuesto tantas veces que cuando puse el punto final me sentí muy bien”.

Aunque la autora no la considera una novela negra en el sentido clásico del género, sí admite que, “por deformación profesional”, ha mantenido el suspense a lo largo de la narración para llevarla a “un final con sorpresa”.

Sin duda, la concesión del Nadal ampliará la valoración de la obra de Alicia Giménez Bartlett, hasta ahora centrada en la saga de Petra Delicado. Pero ella, no reniega de mi faceta negra: “Gracias a Petra Delicado tengo un contacto muy fácil con mis lectores, que casi la consideran de la familia. El mundo de la novela negra está tan desacralizado que es muy agradable. Nos juntamos por ahí, en festivales, y nos pegamos buenos whiskazos. No quiero renunciar a eso por ser una escritora más selecta”.

Al recoger el premio Nadal, Giménez Bartlett le hizo un bonito guiño a Ana María Matute. A su juicio, “Es una gran escritora y también es nada solemne. En las entrevistas que le hacía tras el Cervantes casi nunca hablaba de ella; hablaba de los autores que le gustan, de los restaurantes donde se comen bien... Es sencilla y generosa, y eso hay que aplaudirlo siempre.

Nacida en Almansa (Albacete) en 1951, se trasladó a los veinticuatro años a Barcelona, ciudad en la que reside desde entonces. Publicó su primera novela, “Exit”, en 1984, a la que seguirían títulos como “Pájaros de oro”, “Caídos en el valle”, “La última copa del verano” o “Una habitación ajena”. En los noventa creó el personaje de Petra Delicado, la popular inspectora que ha protagonizado ocho novelas. Sus obras han sido traducidas a nueve idiomas y se han publicado en países como Francia, Alemania, EE.UU. e Italia.

Fuente: El Cultural

1 comentario:

Odette Calvo dijo...

Si alguien está interesado en saber más de la investigación histórica: "La Pastora. Del Monte al mito" de José Calvo, la encontrará en http://www.lapastora.info