sábado, julio 02, 2011

DE LIOS CON EL CHINCHAL..... CURRINI

CHINCHE DE LAS CAMAS

TALLER TEXTIL DE POCA MONTA ( CHINCHAL)


EL CHINCHAL
A veces utilizamos las palabras que aprendemos de viva voz, sin saber muy bien lo que significan y por eso esta mañana cuando he hablado con uno de mis primos de allá del pueblo, le he dicho que me había enterado de que había montado un gran negocio, pero sin pensárselo dos veces me dijo:-- ¡ Que va…. , lo que yo he montado es simplemente un “ chinchal”.
A veces las circunstancias y los hechos se repiten porque , hace tan sólo unos días, otro amigo nuestro me contó que había abierto un pequeño “chinchal “para reparar aparatos electrodomésticos y tanto ha ido el cántaro a la fuente que……, bueno pues, que me ha dado por pensar en que es eso del “chinchal” y como uno es mas tozudo que un “mulo harto de afrecho”, primero me he puesto a meditar y como últimamente eso de pensar es patrimonio exclusivo de los políticos… pues parece que no se me ha dado nada de bien.
Me dije…. Que lo de chinchal podría venir de “chinche” que como sabéis es un insecto hemíptero que se alimenta de la sangre de los humanos y otros animales de sangre caliente y que su nombre vulgar de “chinche” proviene de su hábitat preferido como son los colchones, sofás y otros mobiliarios.
Comencé a imaginarme el negocio de mi primo y el taller de mi amigo como algo pequeño y pobre, pero no sé porque circunstancia especial aquello tenía que estar sucio y con chinches por todas partes ,lo que ha dado al traste con la adquisición exacta del concepto que se está transmitiendo desde hace muchos años de la palabra “chinchal”.
A fuerza de no estar muy conforme con mis reflexiones y pensamientos, por fin me he decidido a buscar la palabrita que nos ocupa en nuestro Diccionario de La Lengua y aunque esperaba encontrarme que “ La palabra chinchal no existe en el diccionario”, como se suele decir, me he tenido que meter el rabo entre las patas porque el dichoso libro esta vez se ha reído de mí, diciendo:
CHINCHAL.-- 1.m. Cuba. Establecimiento comercial pequeño y de poca monta.
Ahora he comprendido porque un amigo mío Inspector de Hacienda me comentaba que cuando citaba a los contribuyentes para cambiarles los epígrafes de sus comercios , siempre le decían:---… Sr…. Pero si lo que yo tengo es “un Chinchal” de mala muerte…. ¿ como me va a hacer pagar Vd. Por tantas cosas….? Y siempre me decía mi amigo…. La verdad.. yo no tengo ni puñetera idea de lo que es “un chinchal” pero todos tienen sin declarar un montonazo de cosas por lo que no tengo mas remedio que reclasificarles los epígrafes en otros de mayor contribución económica al Estado.
Estoy convencidísimo de que a mi amigo ya no le hace falta para nada saber lo que es un chinchal, aunque él siempre fue un cumplidor de su deber, ahora está jubilado y el tema de “ los chinchales” es cosa de otros más jóvenes que seguirán recibiendo la misma “matraca” de sus inspeccionados de que lo que poseen es un triste “chinchal”.
Para los, que como yo, no sabían exactamente lo que era un chinchal, espero que les haya quedado lo suficientemente claro para no ir nunca con el cuento a los inspectores de Hacienda de que lo que poseen es un mísero chinchal, porque de seguro que esos tíos son ya tan listos que tendrán guardado en el cajón de su mesa la definición exacta de lo que por suerte o desgracia es un chinchal.
Un abrazo
Currini

1 comentario:

Rosi dijo...

Ah, pues muchas gracias por la información, yo era una de las que no sabía que era un "chinchal".

Saludos.